La empresa

sieni  family

La empresa agrícola Montefioralle

Nuestra empresa es una pequeña explotación vitivinícola situada en los alrededores del burgo medieval de Montefioralle, en Greve in Chianti, corazón del Chianti Classico de Toscana.

Nuestra producción se centra principalmente en el vino, acompañado de una modesta cantidad de aceite de oliva virgen extra. Cultivamos unas 4 hectáreas de viñedo, del que obtenemos menos de 15 000 botellas al año: una producción muy reducida que nos permite cuidar al máximo la calidad de nuestros productos.

Atenta desde siempre a la reducción del impacto ambiental y al desarrollo de una agricultura sostenible, nuestra empresa ha recibido la certificación biológica en 2019.

Gracias a su pequeña producción, la familia Sieni es capaz de vigilar rigurosamente la calidad de sus productos.

La familia Sieni

Fernando
El elemento clave de nuestra familia para la actividad vitivinícola. A pesar de haber superado el umbral de los 80 años, es una presencia activa y constante en la empresa y sigue siendo fundamental en la supervisión de la producción en la viña.

Alessia
Hija de Fernando: «la patrona», como la llaman bromeando los otros miembros de la familia. Alessia es a todos los efectos la propietaria de la actividad. Junto a Manila, se ocupa de recibir a los visitantes y de las degustaciones en la empresa.

Lorenzo
Hermano de Alessia, Lorenzo es un empresario del sector digital. Dedica media jornada a la empresa, contribuyendo al proceso de vinificación y a la actividad de marketing.

Manila
Mujer de Lorenzo, se ocupa con Alessia de las visitas y de las degustaciones en la empresa, así como de la gestión administrativa.

 

Nuestra historia

«Da poi ch'io fui qua, ò asagiato più vini, e non truovo cosa che mi piaccia altro che questo che vi mando e parmi il migliore che ci sia...; e se dovete tor vino, cogliete questo che è sempre mai el migliore che ci sia» (Desde que estoy aquí, he probado varios vinos y no encuentro nada que me guste no siendo este vino que os mando y que para mí es el mejor que existe...; y si tenéis que comprar vino, tomad este, que es el mejor que haya existido nunca jamás»). Es lo que escribe Amedeo Gherardini en el Castillo de Monteficalle (hoy Montefioralle) el 27 de noviembre de 1401 a su amigo Francesco di Marco Datini, célebre mercante de Prato conocido en toda Europa.

Y en las mismas fincas de Monteficalle que producían el vino magnificado por Ser Amedeo sienta la empresa agrícola Montefioralle sus raíces cuando, en 1964, habiendo alcanzado la edad de la jubilación, Renato Sieni llega a un acuerdo con el prior del pueblo de Montefioralle para asumir la gestión de la viña, atendida durante siglos por los párrocos del burgo.

Renato planta las nuevas vides y comienza la producción del vino, que en aquella época se llamaba «S. Stefano a Montefioralle». Empieza así en aquellos años la vinificación de Chianti Classico en «beneficio» de la parroquia de S. Stefano.

Fernando, hijo de Renato, que en ese periodo trabajaba como ingeniero eléctrico en la producción de turbinas de gas, se apasiona por la viticultura y la enología a finales de los años 70 y empieza a dedicar todo su tiempo libre a ayudar a su padre en la producción vitivinícola, siguiendo las directrices y las innovaciones del entonces naciente resurgimiento del vino italiano.

Más tarde, en los años 90, la administración eclesiástica decide vender la finca y la familia Sieni se apresura a comprarla.

El fundador

Renato Sieni 1909 - 1995
Fundador de la empresa agrícola Montefioralle, empezó la producción de vino en los años 60 asumiendo la gestión de un viñedo que durante siglos había pertenecido al clero de Montefioralle.